martes, 21 de agosto de 2007

Construida de recuerdos..

.
.

Recuerdo cuando de pequeña jugaba en el pino de mi casa junto a mi hermana, disfrazadas de ángeles y nos colgábamos de una cuerda para poder volar.. recuerdo mi perro colie, fiel y maravilloso que regalamos por no poder alimentarlo..
recuerdo veranos en que sólo hawaianas fueron mi calzado..
recuerdo cuando con mis viejos íbamos a todos lados en micro..
recuerdo las andanzas en bicicletas junto a ellos cuando el dinero no alcanzaba para la micro.. recuerdo el cambio de casa, era una casa muy vieja, en un barrio de Recoleta.. junto a un manicomnio..
recuerdo vivir con mi abuela por meses y jugar con mis amigos todo el día, tiempos de nada y llenos de felicidad..
recuerdo cuando junto a mis amigos cazábamos saltamontes y los dejábamos al fuego para ver cómo se ponían rojos y saltaban.. era sin maldad.. estábamos conociendo el mundo..
recuerdo mi primer beso a los nueve años.. tímido y solo de labios, pololeo de la mano y paseos llenos de belleza, donde una simple piedra recogida en el camino era el tesoro más preciado para nosotros..
recuerdo caminatas inmensas para ir a estudiar, por que seguía sin dinero para la micro.. esas caminatas, más que odiarlas las amé, por que me permitían pensar en todas las bellezas, ver y conocer y a veces pensar en aquel príncipe que nunca existió....
recuerdo mi temporada de estudios, donde me inculcaron tantos miedos , algunos ya superados y otros, tal vez en el olvido..
recuerdo haber determinado no memorizar la historia, por que no me importaba la vida de los otros y no era yo quien debía juzgar si hicieron bien o mal.. desde ese entonces es muy poco lo que mi memoria mantiene y no vivo pendiente del resto, sólo de ayudar si es que me es permitido, sin juzgar las acciones de los otros.. recuerdo mi primera relación, no la más afortunada…
recuerdo dos estrellas maravillosas que en un momento de mi vida decidieron acompañarme por siempre..
recuerdo mis investigaciones de pequeña, los inventos de juguetes con trozos de juguetes viejos, mi primer microscopio y más investigaciones.. recuerdo que me gustaba crear e investigar, aún me gusta..
recuerdo cuando por primera vez jugué con muñecas y se rieron de mi.. desde ese momento nunca más volví a tener una en mis manos y no me gustan.. supongo que no es por el ridículo que pude haber hecho, pues era niña, si no por la falta de comprensión de aquellas niñas que no entendían que yo no podía tener tan codiciado juguete…
recuerdo las trepadas en los árboles a la par con los niños, amaba llegar a sus copas y ver desde lo alto los techos de las casas.. también recuerdo que me gustaba subirme al techo de mi casa, por escalas y grietas viejas, las planchas de zinc calientes en verano, pero no me importaba, me gustaba ver la puesta de sol desde aquel techo y escuchar los recitales del estadio a los cuales no podía ir..
recuerdo viajes en tren por horas cuando subíamos a la montaña y el terror que me daba acercarme a la ventana por miedo a que se descarriara por culpa de mi peso.. recuerdo las bolas de nieve que se agrandaban mientras caían y a mis hermanos que reían fascinados, recuerdo los refugios prestados en donde nos juntábamos la familia, primos hermanos, tíos y compartíamos hasta el amanecer, en medio de la leña de las cocinas que servían de estufa para calentar las habitaciones,
recuerdo los cucuruchos de diario que mi madre prendía en mis oídos por que decía que me había entrado aire y eso era lo que me hacía doler....
recuerdo las navidades en patota donde el viejito pascuero era real y nos dejaba muchos juguetes..

recuerdo aquella gran casa de Papudo donde jugábamos con las ranas y las lanzábamos del techo del comedor para ver cuál saltaba más alto..
recuerdo mi primer enamoramiento , aquel chico de ojos negros de mirada penetrante que me derretía y era tanto lo que me gustaba que no lo pensé dos veces cuando me pidió que lo ayudara con mi hermana de la cual estaba absolutamente enganchado..
recuerdo mis caminatas junto al mar, de noche o de día.. en un grupo de amigos o sola.. recuerdo mi primer romance, las canciones de Gatti, Serrat y Silvio fueron las que junto a su guitarra y un ocaso tardío alimentaron un amor juvenil..
recuerdo caminatas citadinas junto al brazo de mi padre donde conversábamos de temas que nos llenaban.. eran temas de vida, de ser y sentir, de expresar, de compartir, pero por sobre todo de soñar y saber que todo aquello podía ser verdad, recuerdo verlo en su yoga todas las mañanas, sus ojos claros de soñador, recuerdo cuando se sentaba en su bergee (o como se escriba) y yo en sus piernas y me contaba cuentos, recuerdo cuando en las noches me acompañaba si tenía miedo y me rascaba la espalda.. recuerdo que nadie más me rascó la espalda ..
recuerdo mis éxitos estudiantiles, recuerdo caminatas en los cerros, recuerdo alegres amaneceres y puestas de luna, recuerdo.. tantos recuerdos..

recuerdo que creía en la bondad de las personas, aún creo en ella..
recuerdo que alguna me hizo daño, pero lo agradecí pues aprendí de ello, más nunca guardé rencor ...

recuerdo que creí en la esperanza cuando una profe de castellano nos contó un cuento.. no recuedo el cuento, pero desde ese entonces, las mariposas fueron el símbolo de esperanza y hasta ahora las amo..
recuerdo la muerte de mi hermana, cuando la vi por última vez, sus ojos me decían que algo no estaba bien… recuerdo nuestra despedida junto al mar en maitencillo..
recuerdo la borrachera con mi hermano cuando nos encontramos en Barcelona y el recital de Presuntos Implicados en la estación de Atocha..
recuerdo la bruja aplastada en un muro de una calle de Colombia y los juegos infantiles junto a mi gemelo, recuerdo risas por juegos que no sabíamos jugar y noches de coñac al borde de la chimenea de aquel restauran..
recuerdo dos estrellas que se separaron en un mismo cielo y un diluvio que brotó de mis ojos y no se detuvo en muchas horas.. recuerdo mis decisiones importantes, aquellas que cambiaron mi vida..

recuerdo que de colegio no hice muchas amigas, tampoco ahora tengo muchos amigos (en genérico), pero los que son, lo son de verdad.. recuerdo una noche oscura, una caminata larga y de llanto al despedirme de una amiga..
recuerdo lo que me sorprendían las cosas simples, me admiraba de lo que otros no veían.. aún me sigo admirando de lo simple y de la belleza que esconde un cielo estrellado, una luna errante, un sol al amanecer desde un acantilado, la brisa del mar, la montaña verde, el aroma de los espinos, el ocaso y sus múltiples colores, una ampolleta encendida, la llama de una vela, la fogata, las caídas de agua en riscos inasequibles, la potencia del mar, su gran presencia y la maravillosa vida que esconde bajo sus aguas,la luz azulada de las luciérnagas, el canto del río, los rayos del sol colándose entre medio de las hojas de los túneles de árboles, el vaivén del mar cuando aceptaba ser manso para que no le temiera..
recuerdo mi primer logro material, mi auto que aún conservo, mi primer departamento en el que aún vivo, la alegría de mi padre al saberme independiente..
recuerdo momentos de mujer despertando, mi primer beso apasionado, de verdad.. cuando me atreví a raptarle para llevarlo al cerro y hacer el amor bajo las estrellas y la luna llena, junto a un ciruelo en flor.. recuerdo también haberme sacado aquella ropa íntima y dejársela en un sobre y como me subió la temperatura y la adrenalina en esa acción..
recuerdo mi primer baile en público solo por el desafío de realizarlo.. y lo nerviosa que estaba..
recuerdo un largo viaje sobre el mar sólo para compartir un fin de semana con él..
recuerdo muchos viajes sola para estar conmigo y nadie más .. recuerdo.. recuerdos.. recuerdo mi consagración de tarotista, recuerdo los estudios de numerología, clases de energía angélica, rituales en la montaña bajo la luna..
recuerdo libros maravillosos que me abrieron mi mente y mis formas..
recuerdo una sonrisa cuando menos la esperaba y una mano amiga cuando estuve enferma,
recuerdo a mi madre cuando reía y en las reuniones de familia tocaba el piano hasta tarde, recuerdo cómo bailaba con mi viejo tango mientras mi madre lo entonaba al piano y cuando cantábamos desafinadamente sólo por divertirnos,
recuerdo mi primera fiesta en casa a los 16 y los muchos que llegaron,
recuerdo mi viaje de estudio y los buenos amigos que conocí y aún los mantengo en mi recuerdo..
recuerdo las clases de guitarra y lo mucho que me gustaba..
recuerdo la muerte de mi abuelo sólo por lo triste que estaba mi madre, recuerdo que yo estaba contenta por que él estaba bien y no entendía el llanto de los demás..
recuerdo la alegría juvenil cuando mi amado volvió a la playa sólo por estar conmigo y la alegría de mujer cuando él viajó del otro lado del atlántico para acompañarme un año nuevo en que no tenía nadie con quien compartir pues toda mi familia andaba de viaje en diferentes lados..
recuerdo tristezas por amores falsos que creí verdaderos y también por amores verdaderos que dejé partir sólo por verlos felices..
recuerdo mi primer choque como un momento de no tener que manejar y también como la oportunidad de realizar mi primer viaje en grúa…
recuerdo mi rostro empapado mientras conducía, mi hija hospitalizada al borde de la muerte y no tener un hombro en quien apoyarme..
recuerdo el anillo de compromiso con mi felicidad, conmigo misma y mi libertad como la de los demás
recuerdo un viaje eterno donde aprendí de mi, recuerdo ese mar que me llenó de energía entregándome vitalidad ..
recuerdo colocar las manos sobre pequeñas cabezas llenas de piojos, solo para entregar energía, sin importarme lo humilde de aquellos, recuerdo los abrazos de sucias manos y corroídas pieles leprosas, sólo por agradecer algo que era tan simple dar.. recuerdo fogatas y rituales...
recuerdo momentos, recuerdo , solo recuerdos.. recuerdo nostalgias miles, angustias todas, sueños llenos de sueños, todos una poesía,
mi poesía... la de mi vida.... y que ha forjado a fuego esa que soy.. alguien más, sólo alguien..

3 comentarios:

Freyja dijo...

eres hermosa amiga, un alma llena de vida y de recuerdos
recuerdas cada momento de tu vida como si fuera hoy
los momentos de niñez son los que mas quedan, entre maldades y juegos
los momentos ya de adolecente son los marcan y definen nuestra vida
pero lo que mas admiro es como el recuerdo de la familia quedo vivo eternamente en nuestras vidas
en el camino vamos conociendo personas, viviendo momentos, sueños y dolores que lamentablemente tambien dejan huellas vivas
la verdad que somos una caja de sorpresas cuando tomamos todos esos recuerdos y hacemos el balance de lo que estuvo y no estuvo, la verdad que siempre salimos ganadoras y llenas de hermosos sentimientos y miramos nuestra vida como algo bello, que hemos crecido entre gente que nos entrego mucho y otros que solo nos rozaron como el viento
lo importante de estos recuerdos, es lo que hoy eres como persona y mujer y lo que tienes esta construido con amor y esfuerzo y sabes valorarlo
que la vida te siga regalando mas alma linda y todos esos sueños que quedan se cumplan
y que no se olviden jamas esos recuerdos llenos de amor, de ellos nos alimentamos cuando estamos a la deriva y logramos salir adelante con fuerza y animo
te dejo muchos cariños y hermosos tus bellos recuerdos, te felicito una vez mas
una lindo fin de semana y que estes muy bien
mil besitos y mil gracias por tu compañia amiga


besos y sueños

Freyja dijo...

QUERIDO MISKITA
CONSIDDERO TU PERSONA SINCERA Y HONESTA Y UN BUENA AMIGA
TE DEJE EN EL BLOG LAGRIMAS DE FREYJA UN REGALO PARA TI AMIGA CON MUCHO CARIÑO
BESITOS

BESOS Y SUEÑOS

Cristian Barrueto dijo...

Hola Mistika, tantas lunas sin visitar estos mares blogeros, estoy de vuelta, de apoco, y no puedo mas que visitar a quienes no se puede olvidar.
Gracias por sus palabras y un abrazo fraterno.
Saludos
Cristian.